¿Dónde está Carmen Sandiego? ¡Búscala por todo el mundo!

¿Dónde está Carmen Sandiego? ¡Búscala por todo el mundo!

Probablemente el software educativo sea lo menos atractivo a ojos de un joven usuario de ordenador, pocas cosas le desmotivarán más que un juego en el que va a aprender las costumbres locales, las monedas o lenguajes hablados a través del globo terráqueo.

Esta es la historia de un videojuego que nació para ser un entretenimiento pero que acabó, sin quererlo, convirtiéndose en el software educativo más famoso de su época: Where in the world is Carmen Sandiego?

Lo cierto es que el videojuego nació, en primera instancia, del amor de un programador llamado Dane Bigham por las aventuras conversacionales, concretamente de Colossal Cave Adventure y con la idea de simplificar la interfaz de uso para no frustrarse buscando la palabra que tenía en la cabeza el creador del juego para resolver determinadas situaciones.

En realidad la idea de Dane era hacer una especie de juego con temática de polis y cacos pero utilizando un sistema de menús para introducir las instrucciones en lugar de escribir directamente texto. Esta era la idea básica, muy básica, sin geografía ni Carmen Sandiego.

Dane Bigham (Fuente Linkedin).

Dane ya tenía experiencia como programador en Broderbund, una de las primeras empresas de videojuegos para Apple II, habiendo hecho versiones de éxitos como Lode runner o Choplifter! principalmente para Commodore 64 y además trabajaba en las propias oficinas de la empresa, cosa que le haría coincidir con algunos de los futuros co-creadores del juego.

Pero volvamos un momento la vista a Broderbund, una de las compañías con mayores éxitos en software para ordenadores domésticos. No hemos de olvidarnos que pelotazos como Lode Runner, Choplifter!, Karateka, Prince of Persia o Myst son de esta compañía, a los que hemos de añadir software como The Print Shop o la serie de Carmen Sandiego.

La compañía fue creada por los hermanos Doug y Gary Carlston para comercializar el juego de Doug, Galactic Empire, creado inicialmente para TRS-80 (el ordenador de Radio Shack), el primer título para Apple II de la compañía, Tank Command, fue creado por otro hermano llamado Donald. Su hermana Cathy se unió un año después de la fundación de la compañía.

Inicialmente, como casi todas las empresas comercializadoras de videojuegos de la época, se dedicaron a crear algún juego y distribuirlo entre las tiendas especializadas en informática, además de comercializar juegos de terceros desarrolladores, cosa que les hizo contactar con una compañía japonesa llamada Starcraft (como el juego de Blizzard, sí), y gracias a eso empezar a vender muchos juegos para Apple II, juegos que eran prácticamente copias de Arcades famosos del momento.

De hecho el vender esos juegos japoneses fue lo que les hizo despegar como compañía de videojuegos y centrarse en el mercado de Apple II, que aunque con menos parque de ordenadores en EEUU a principios de los 80 era más fácil de vender los juegos que en la franquicia de Radio Shack, cerrada al desarrollo por parte de terceros en sus tiendas.

Doug, Cathy y Gary Carlston, fundadores de Broderbund. (Fuente: paleotronic.com).

Volviendo a las oficinas de Broderbund, Dane tenía la idea de sacar un juego con su sistema de menús y con temática de polis y cacos, pero no tenía una idea clara del argumento, de la jugabilidad, de prácticamente nada… Aquí entran en juego dos personajes y la «sala de goma» del edificio de oficinas de Broderbund.

Como hemos comentado Broderbund era una compañía de creación y distribución de software, había desarrolladores, como Jordan Meschner, que preferían no atarse al trabajo en una oficina, así que colaboraban con Broderbund desde su casa y pasaban por allí cuando lo creían necesario, pero otros muchos trabajaban directamente allí.

Ese era el caso de Dane Bigham, el cual pasaba gran parte del día en las instalaciones de la empresa, en las cuales estaba la sala de dos artistas gráficos llamados Lauren Elliott y Gene Portwood, Jr., que recibía el curioso nombre de la «Rubber Room», la sala de goma, probablemente por la cantidad de muñecos de goma que tenía la habitación.

Gene Portwood y Lauren Elliott en la sala «Rubber Room». (Fuente: gamehistory.org)

Gene Portwood había trabajado en Disney, en películas como La Dama y el vagabundo o La Bella durmiente pero tras algunas crisis en Disney había tenido que buscar trabajo en sectores alejados de la animación y es por ello que ahora ejercía de artista gráfico en Broderbund dónde había colaborado en versiones de Karateka o en un videojuego de Los Teleñecos.

Lauren Elliot, por su parte, también creaba arte para versiones de videojuegos en Broderbund.

Según se comenta Dane y el resto de desarrolladores pasaban por la Rubber Room para charlar con Gene y Lauren, que eran muy bromistas, estos encuentros acababan siendo tormentas de ideas completamente locas.

En uno de ellos, Dane, Gene y Lauren acabaron pensando que sería buena idea tener un juego protagonizado por un defensor de la ley que debía apresar a una banda de criminales, lo que no tenían muy claro era cómo convertirlo del sistema de menís de Dane a algo jugable.

A todo esto, Gary Carlston, al ver el motor de menús de Dane, sugirió introducir una trama geográfica, cosa que perfiló un elemento indispensable del mismo, el de viajar por todo el mundo.

Al padre del futuro juego, Dane Bigham, le pareció que el giro de timón que estaba teniendo su juego, de un juego de acción con polis y cacos, a un juego en el que se debía resolver un crimen por diferentes localizaciones usando un almanaque, era nefasto, no le gustaba la idea y no quería hacer el juego.

Por su parte, Gary Carlston estaba encantado con su idea y contrató a una persona para que escribiera un guión para un juego que mezclase los elementos de lucha contra criminales con una trama geográfica, encontrando a David Siefkin.

Ejemplar del World Almanac de 1985

A Siefkin le dijeron que debía basarse en la serie de libros Grandes Ciudades de Time-Life, aunque más adelante le dijeron que las ideas para la trama geográfica deberían sacarse del Almanaque mundial y que una copia del mismo se regalaría con cada juego.

En España no se regaló un almanaque si no el Atlas alfabético Larousse llamado «Los países del mundo» con el juego.

Ejemplar de Carmen San Diego incluyendo el Almanaque de 1991, versión Amiga.

Daba la casualidad que Siefkin había jugado en su día a Colossal Cave Adventure también y estaba fascinado por él, por lo que pensó cómo sería traspasar la búsqueda de tesoros de Adventure al mundo real, cosa que le influyó mucho a la hora de crear el guión para el juego.

En este primer guión el jugador debía encontrar un tesoro robado gracias a pistas como el lenguaje que se hablaba en un país o la moneda utilizada. El jugador decidía a qué países viajar y, si lo hacía bien, encontraría tras unas cuantas pistas el tesoro robado.

Después de este caso se generaría otro donde un ladrón robaría otro tesoro y habría que cazarlo a través del mundo.

Uno de los ladrones tenía el exótico nombre de Carmen Sandiego, donde se escogió el nombre de Carmen por la cantante Carmen Miranda y por un perro San Bernardo llamado Carmen que tenía un compañero de habitación de Siefkin.

La cantante Carmen Miranda inspiró el nombre de Carmen Sandiego.

En realidad el personaje de Carmen Sandiego fue creado por Siefkin como un villano más pero fue el equipo de desarrollo del juego quien escogió a Carmen como la líder de la organización criminal V.I.L.E. (Villains’ International League of Evil).

A Carmen se le añadirían otros villanos como, Katherine Drib, anagrama de Katherine Bird, la Product Manager del juego o nombres creados por juegos de palabras, así Ken U. Sparadigm era «Can you spare a dime» (me dejarías una moneda) o Anita Bath por «I need a bath» (necesito ir al lavabo)…

Katherine Bird como Katherine Drib, villana de V.I.L.E. (Fuente carmensandiego.fandom.com)

Por cierto que la imagen de Carmen en el manual era la de Marsha Bell la manager of marketing services en Broderbund, de hecho muchos empleados se inventaban personajes y se vestían de forma estrafalaria para ser miembros de este V.I.L.E.

Marsha Bell, empleada de Broderbund, como Carmen Sandiego.

Si V.I.L.E. era una sociedad de delincuentes internacionales que se dedicaban al robo de diferentes objetos de valor. El juego estaba protagonizado por un agente de la A.C.M.E. (A Company that Makes Everything).

Así el jugador comenzaba siendo el miembro más bajo del escalafón en la agencia e iba aumentando su rango a la par que iba atrapando delincuentes. Al final si el jugador hacía bien su trabajo tendría la oportunidad de atrapar por fin a la jefa del crimen Carmen Sandiego.

Hay que decir que el programador Dane Bigham opinaba que el juego no tenía nada que ver con lo que él quería hacer en un principio e intentó irse a otros proyectos dentro y fuera de Broderbund, pero desde la empresa le instaron a acabar el sistema de menús y el juego en sí, cosa que hizo a desgana.

El juego ¿Dónde en el mundo está Carmen  Sandiego? no se promocionó como juego educativo, en Broderbund quisieron llamarlo juego de exploración, porque no hay nada que aparte más a los jugadores que la palabra educativo en una caja de software.

Quienes le dieron el título de educativo fueron los profesores y profesoras que viendo el juego empezaron a utilizarlo en sus clases para motivar al alumnado a estudiar geografía, recordemos que muchas aulas estadounidenses estaban equipadas con ordenadores Apple II a mediados de los 80.

Aula con Apple II en 1984 (Fuente timeline.com)

Gracias al profesorado que puso en contacto a niños y niñas con Carmen Sandiego el juego empezó a ser conocido y los propios chavales eran los que pedían al juego a sus padres porque era adictivo (además de educativo, no lo olvidemos). Así que los docentes fueron los responsables del éxito del juego.

El juego no tuvo una sola entrega si no muchas, algunas de ellas implicaban buscar a Carmen Sandiego en el tiempo o en Estados Unidos, además ha inspirado libros, cómics, concursos de televisión, dos series de animación, etc… Siendo un juego con gran influencia en el resto de sectores de entretenimiento además del de los videojuegos.

La última serie de Carmen Sandiego distribuida por Netflix

Mucha información para la realización de este artículo ha sido extraída del artículo «The making of Carmen Sandiego» de David L. Craddok.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.